Plan de racionalización normativa para la unidad de mercado Por Beatriz Pérez Raposo

Desde los años noventa, España fue pionera en programas de mejora regulatoria, como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Europea (UE), dos instituciones líderes en el lanzamiento y aplicación de buena regulación.  En la actualidad, está en marcha un nuevo intenso ejercicio de mejora regulatoria que es el Programa de Trabajo de Unidad de Mercado.

El Programa de Trabajo continúa la esencia de medidas previas de buena regulación llevadas a cabo en nuestro país. Estas medidas implantan el nuevo modelo normativo basado en los principios de buena regulación de necesidad, proporcionalidad y no discriminación para el acceso y ejercicio de las actividades económicas.  En especial, destacan los recientes proyectos normativos de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, o Ley Paraguas, y la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible.  Pero, además el proyecto aborda por primera vez la cuestión de la unidad de mercado, solucionando los problemas de fragmentación de mercado nacional y aumentando la seguridad jurídica al reconocer los actos, disposiciones y autorizaciones en todas las Administraciones en el territorio nacional.

La unidad de mercado se refiere a la libre circulación y prestación de bienes y servicios y el libre acceso y ejercicio de las actividades económicas en el territorio nacional.  Es un principio irrenunciable para la competitividad de la economía española, ya que profundiza en el establecimiento de un modelo regulatorio de las actividades económicas más eficiente, permitiendo el aprovechamiento de las economías de escala y la eliminación de trabas al desarrollo económico.

La urgencia y necesidad de garantizar este principio vienen recogidas en la estrategia económica de la Unión Europea y en las Recomendaciones del Consejo Europeo a España en el procedimiento del Semestre Europeo de 2013 que aconseja “Aprobar y aplicar urgentemente el proyecto de Ley de garantía de unidad de mercado y acelerar todas las acciones complementarias necesarias para su pronta aplicación.”

El plan de racionalización normativa es uno de los elementos del Programa de Trabajo.  Los otros dos pilares del Programa de Trabajo de Unidad de Mercado son la Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de unidad de mercado y los mecanismos de cooperación administrativa, supervisión y resolución de conflictos. La Ley es el marco legal básico que rige que las Administraciones públicas actúen según los principios de buena regulación y los principios de coordinación y confianza mutua de las Administraciones. Asimismo la Ley crea los mecanismos de cooperación administrativa, supervisión y resolución de conflictos que asegurarán la solución rápida y eficaz de los posibles conflictos de unidad de mercado o de eliminación de trabas a la actividad.

El plan de racionalización normativa es un análisis de identificación y evaluación de la regulación vigente para garantizar que es acorde a la unidad de mercado nacional. Su resultado es la derogación o modificación de las normas que creen problemas de fragmentación de mercado, por la existencia de normativas múltiples y superpuestas de distintos niveles de gobierno, y la eliminación de trabas administrativas no necesarias y desproporcionadas para el ejercicio de la actividad económica.

El plan racionalización normativa se ha realizado a nivel estatal desde julio a septiembre de este año. En él han participación más de 155 evaluadores de 12 ministerios, coordinados por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO). Se han identificado más de 6.500 normas que potencialmente podían estar afectando a la unidad de mercado en 29 sectores de actividad económica. De ellas, una vez realizada la evaluación se han localizado más de 2.700 normas que efectivamente están afectando a la unidad de mercado, de las que aproximadamente un 30% son estatales y un 70% de rango autonómico.  La modificación de las normas estatales se llevará a cabo por los Ministerios proponentes respectivos, mientras que la modificación de la normativa autonómica será propuesta en las Conferencias Sectoriales de las que ya hay 27 programadas para los próximos tres meses.

Semejante trabajo simultáneo de análisis y coordinación de equipos ha sido posible a través de la aplicación informática GUM que registra la normativa identificada y las evaluaciones respectivas. La aplicación ha sido desarrollada especialmente por el personal de MINECO, siguiendo parte del trabajo realizado anteriormente para la transposición de la Directiva de Servicios.

En una segunda fase del plan de racionalización, que comienza en enero de 2014, serán las Comunidades Autónomas las que realicen el ejercicio de identificación y evaluación para la normativa de los sectores implicados.  También se desarrollará a través de la aplicación informática GUM y terminará con la fase de modificación, en paralelo a la fase de modificación de la normativa estatal, en julio de 2014.

Este ejercicio no será puntual, sino que continuará dirigido por el Consejo de Unidad de Mercado en años venideros, asegurando que la actuación de la Administración y la normativa vigente y futura garantizan la unidad de mercado nacional, que facilitará la actividad de los empresarios y aumentará la competitividad de la economía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Comentarios recientes

Autores

Etiquetas